lunes, 3 de noviembre de 2014

Con ustedes: EL LIBRO


Canadá cuadro a cuadro reúne semblanzas y obra de brillantes animadores del National Film Board de distintas épocas, su compromiso y dimensión expresiva, a través del arte que transitan. Está en español, para que pueda ser apreciado por los lectores de nuestros países.


El origen de la publicación está conectado con historias personales y enriquecido con la visita de artistas, uno de los indicadores inequívocos de la promoción cultural canadiense en Argentina a lo largo de los años. La recorrida es amplia y revela algunos aspectos menos conocidos de los realizadores, apuntados inicialmente en reseñas que se gestaron durante la preparación de proyecciones, antes de imaginar que habría de reescribirlas con mayor solidez tiempo después. 
Ante la singularidad de cada figura, se me presentaba una avalancha imparable de preguntas: ¿Por qué eligieron la animación como medio, diseñando mundos paralelos, en lugar de abordar la filmación con actores? ¿Qué los llevó a probar materiales no convencionales y procedimientos trabajosos? ¿Por qué algunas películas se constituyeron en declaraciones personales de interés, moral o deseo, y tantas veces están ligada a valores humanos o solidarios? ¿Cómo recalaron allí quienes no son canadienses?
En breve, mi carpeta de apuntes empezó a estar voluminosa, a desordenarse, a derivar con aportes de distintas fuentes.

Tenía en ellas material extra asociado, como letras de canciones, entrevistas, cartas y fotos.  Ya no parecía una colección de notas: se empezaba a perfilar como lo que es ahora.
Estuve por fin, mucho después de haber ansiado recorrerlo, en aquel NFB que había conocido a través de referencias. Visité Montreal, Quebec y Ottawa gracias a una beca para profesores del gobierno canadiense. Conocí a muchos de los animadores a quienes admiré por tantos años. Me divertí y conmoví enormemente con ellos. Vi películas que jamás habíamos disfrutado en estas latitudes. Pude acercarme a tantos otros artesanos de la animación cuyos trabajos prosperan y florecen bajo el mismo paradigma, aunque ya con otras condiciones y estructura. Los fotografié en sus casas, en los estudios donde trabajan, en reuniones sociales, enseñándome su trabajo o junto a sus mascotas. Me brindaron materiales que pude luego sumar a lo que había conocido previamente.
La investigación devino en este texto. Tuve la dicha de atisbar detrás de la mirada de los autores y las autoras, e indagar en la motivación que los llevó a aventurarse por el camino de la creación.

1 comentario:

  1. Impaciente por leerlo, Irene. Esperando que Nats lo traiga a casa (impaciente y vago). Cuando Nati nos comentó del libro, lo primero que me vino a la cabeza fue el recuerdo de haber visto "Vecinos" en la tele, en el cineclub infantil de Victor Iturralde.
    Claudio

    ResponderEliminar

Tus inquietudes e impresiones son muy bienvenidos

Template developed by Confluent Forms LLC; more resources at BlogXpertise