lunes, 23 de junio de 2014

Martine Chartrand

MacPherson © National Film Board of Canada.
La obra que conocía de Martine Chartrand antes de visitarla en su estudio del National Film Board era Âme noire, una película fascinante que remite a la historia de los afroamericanos en América, trasuntando la búsqueda personal, un camino que recorre reiteradas veces en su obra artística y en su vida también.

Había leído lo que la artista confirmó en este encuentro: se maravilló con el arte de Alexandre Petrov cuando vio La vache en 1990 así es que se movilizó para trabajar con él, previo a lo cual estudió ruso durante cuatro años para aprender los secretos del óleo sobre vidrio de la mano de este maestro. “De todas formas, siempre quise aprender ruso, tal vez por el Bolshoi”, dice bromeando mientras parodia unos pasos de ballet a su manera, “por las películas o por la música de las balalaikas, no sé muy bien por qué”, concluye ampliando su sonrisa y tarareando a la par el fragmento de una melodía.


(fragmento extraido de las páginas 81 y 82 )

No hay comentarios:

Tus inquietudes e impresiones son muy bienvenidos

Template developed by Confluent Forms LLC; more resources at BlogXpertise